El Bierzo: un paraíso geológico.

El Bierzo: un paraíso geológico.
Oro sobre cuarzo, pirita fibrorradiada, apatito, scheelita, smithsonita.....del Bierzo

LA SECCIÓN DE FÉLIX: INFORMES PALEO

En esta sección, un entusiasta de la Paleo, Félix Collantes, nos hablará de algunos aspectos no tan conocidos de los fósiles más conocidos. Para empezar un pequeño reportaje de las mudas de los trilobites. Su conocimiento del Devónico palentino y leonés sin duda aportará datos relevantes sobre este rico y poco conocido mundo.



Interacciones Planta-Insecto y Planta-hongos. Parasistismo.

Sobre los yacimientos carboníferos de la cuenca de la Magdalena existen numerosos trabajos sobre su flora, pero son muy escasos los relacionados con otro tipo de fósiles, debido a la escasez de restos, si bien hay algunos trabajos de M. P. Castro y  R.H. Wagner sobre restos de artrópodos, insectos, y las interacciones entre plantas e insectos.

Castro en su trabajo de 1977 presenta y documenta diferentes tipos de actividad biológica presente en la flora fósil de estos yacimientos, tales como casos de herbivorismo, parasitismo y adherencia al sustrato.

Así,  cita en relación al parasitismo que ciertos vegetales fueron victimas de la colonización por hongos, y algunos especimenes presentan numerosas y pequeñas póstulas distribuidas de forma irregular sobre la superficie de las pinnulas. Haciendo hincapié de que si bien su presencia se da en diversas especies,  es mucho más abundante en ejemplares de Dicksonites plueckenetti.

En la revisión de mi colección de flora he podido comprobar como hecho cierto esto último, al encontrar algunos ejemplares con posible colonización de hongos, ejemplares en su mayoría pertenecientes a Dicksonites plueckenetti.



Fig. 1.  Lesiones producidas por hongos sobre la superficie de las pínnulas.


El desarrollo de un trilobites.
No es difícil encontrar un fósil de un trilobites, según de la zona de donde seas has podido encontrar algún resto,  y casi todo el mundo ha visto alguna vez alguno fósil, ya que algunas especies son muy abundantes y están en muchos puestos de venta de mercadillos. Esos fósiles pertenecen a trilobites en su edad adulta.
Los  trilobites pasan por unas fases de crecimiento que también van dejando fósiles,  aunque no es fácil encontrar y ver estos restos, en muchos casos milimétricos.
Los trilobites antes de su madurez pasan por tres fases:
-Protaspis. Un estadio larvario y simple.
-Meraspis, con la aparición de los segmentos torácicos
-Holaspis, un estadio que podríamos definir como “juvenil” en el que el trilobites aumenta de tamaño hasta su estado adulto.
En el Cámbrico de León no son raros los fósiles de protaspis de trilobites, aunque no es fácil su percepción debido a que  su tamaño está en torno a un milímetro.
 

Fig. 1.-Protaspis de trilobites.una de las primeros estadios en el desarrollo de un trilobite, en el que carece de segmentos artículados.. Cámbrico de León. España.


Las mudas de Phacops.



El exoesqueleto de los trilobites es duro e inflexible y debe ser mudado para poder crecer y aumentar de tamaño. Los trilobites realizan la muda de una sóla vez, (ecdisis). Las suturas en la unión del cefalón con el torax jugaron un papel importante en la muda  de los Phacops, siendo la principal línea de ecdisis en estos trilobites. El animal empujaba el cefalón forzando por la línea de sutura la ruptura del exoesqueto, separándo el cefalón del torax-pigidio, entonces el animal se desplazaba hacia delante empujando el cefalón y dejando atrás el Torax-pigidio.
La muda del exoesqueleto desechado (exuviae) queda entonces abandonada en dos partes, por un lado el cefalón y por otro el torax-pigidio.