El Bierzo: un paraíso geológico.

El Bierzo: un paraíso geológico.
LA CARA OCULTA DE LAS MÉDULAS: el cañón de La Balouta, la cueva de la Palombera.

EL CORAZÓN SILÚRICO DEL BIERZO

Los Montes Aquilianos forman una impresionante cordillera que cierra el Bierzo por su flanco sur. En ellos impresiona no sólo la altura de sus cumbres sino también su enorme antigüedad, ya que pertenecen a distintos periodos de la Era Paleozoica: Cámbrico (500 millones de años), Ordovícico, Silúrico y en mucho menor proporción Devónico (350 millones de años). Desde el balcón privilegiado de Montes de Valdueza pueden verse los estratos de dichos periodos, dominados por los peñones de la caliza ordovícica de la Aquiana que forman los relieves más acentuados y presiden majestuosos el paisaje. Desde este enclave se observan los estratos como si fueran hojas coloreadas por la vegetación en un libro visto de canto.




Los dos pueblos más emblemáticos de la Tebaida berciana, S. Pedro de Montes y Peñalba se asientan sobre terrenos silúricos y están formados por pizarras grises oscuras  alternando con algunos crestones cuarcíticos.






En algunas pizarras se pueden observar las huellas del oleaje de las playas de aquellos mares silúricos y se forman las llamadas "ripple marks".




Sobre estas pizarras los romanos excavaron los canales que alimentaban las explotaciones de oro de Las Médulas, recogiendo el agua del deshielo procedentes de las cumbres nevadas. Hay dos:  uno en la parte alta y otro en la baja y sobre este último se asentaba la antigua ermita de Santa Cruz.


No es extraño que en este fascinante lugar presidido por las altas cumbres de los Aquilianos, al pié de La Guiana y aprovechando la abundante agua,  los monjes benedictinos en el siglo VII decidieran construir sus ermitas y pequeño monasterio. Así San Fructuoso y San Valerio crearon el primer cenobio que será el núcleo fundador del Bierzo, donde se forjaron los símbolos de la identidad berciana. Siglos después San Genadio reconstruyó y proyectó el monasterio de San Pedro de Montes, continuando su larguísima historia.

Este magnífico monasterio, enclavado en este lugar único, se encuentra en en estado de ruina consolidada y conserva la que sin duda es la iglesia más emblemática del Bierzo, pues en ella y en la vecina Peñalba de Santiago se reúnen los símbolos más preciosos de su identidad. Y por si ésto fuera poco la ermita de la Santa Cruz conserva estelas del prerománico asturiano únicas en la provincia de León en las que se marra la fundación del primer cenobio.

Estela prerománica Ermita Sta. Cruz de Montes de Valdueza