El Bierzo: un paraíso geológico.

El Bierzo: un paraíso geológico.
LA CARA OCULTA DE LAS MÉDULAS: el cañón de La Balouta, la cueva de la Palombera.

sábado, 29 de julio de 2017

Neseuretus: un trilobites fuerte y cosmopolita de los mares del Ordovícico.

Neseuretus es un género de trilobites típico del periodo Ordovícico Medio de la península ibérica y a nivel europeo y mundial. Se diferencia de otros géneros por ser bastante alargado (elevado número de segmentos torácicos) y por su cefalón acabado en un morro muy prominente con el que excavaba los sedimentos de los fondos marinos. Por su abundancia y su típica forma recibe distintos nombres según las regiones. En Europa hay dos lugares característicos: Inglaterra, donde se les conoce como "coffin" o la Bretaña Francesa donde se les conoce como "cercueil". En ambos casos el nombre hace referencia a la típica forma de ataúd que presentan.


Este ejemplar casi completo pertenece a los Montes de Toledo, zona privilegiada de la península, rica en trilobites de este periodo.

En El Bierzo podemos encontrar algunos restos de este trilobites , en ocasiones piritizados, y muy metamorfizados por la acción tectónica. En este caso vemos el molde externo de un cefalón de Neseuretus tristani prodecente Los Ancares mostrando su típico "morro".
En esta imagen superior puede verse con claridad el típico morro redondeado de N.tristani.
Su longitud y flexibilidad hace de ellos unos buenos nadadores y por ello se extendieron por los mares de la plataforma continental perigondwánica.
En muchas ocasiones aparecen semiflexionados o completamente arrollados (estilo Phacops). En El Bierzo aparecen ejemplares piritizados pero posteriormente limonitizados, por lo que el interios se ha perdido dejando los moldes.
Hay otras zonas de la península donde se encuentran con cierta abundancia, como es el caso de los Montes de Toledo.
Otros lugares menos conocidos son Guadalajara (Molina de Aragón), Extremadura o Salamanca, como este ejemplar de la sierra de las Quilamas, que aparece flexionado:


En Portugal este género aparece sobre todo en  Valongo, lugar privilegiado por la variedad y calidad de los trilobites de este periodo, que aparecen típicamente deformados:

En Montes de Toledo (Nava de Estena) podemos ver una reconstrucción gigante de Neseuretus, concretamente en el Parque Natural de Cabañeros, un paraiso del turismo geológico en expansión por nuestra península: